Somos Barabaiki

Pocas palabras pueden resumir bien un concepto tan amplio como es la emoción. En este caso, la palabra es “realizado”. Sentirse realizado supone tener la certeza de que no solo un trabajo está bien hecho, sino que el beneficio que repercute a uno mismo, también llega a los demás. Ese es el sentimiento que abunda en Barabaiki.


El pasado martes 30 de enero presentamos al público Barabaiki como casa de arte. Desde el inicio explicar qué éramos y a qué nos dedicábamos se convirtió en un reto. Creíamos que hablar de arte y educación, que unir estas dos herramientas, merecía la pena. Debía entenderse esa unión. Debía entenderse ese amor gratuito por el Arte y su uso como motor de cambio. Desde Barabaiki, nos sentimos realizados con los artistas con los que trabajamos, con los proyectos educativos que ya hemos puesto en marcha y los programados para los próximos meses. Nos sentimos realizados con las numerosas visitas que recibió la primera exposición “Colores desde Azania” y con esa promesa, la de convertir el arte en una herramienta para mejorar la educación, el futuro de las personas y de la sociedad.

En nuestra memoria todavía retumban los recuerdos de la que fue la inauguración de la primera exposición, "Colores desde Azania". Clausurada el viernes 9 de febrero, sabemos que el trabajo y las ideas no terminan aquí, ni queremos. Revolotean entre los papeles de nuestra oficina nuevas posibilidad y proyectos que permiten que esta casa de arte siga creciendo. Nuestro compromiso con los artistas, la educación y el desarrollo de las personas se hace más real que nunca.

30.01.2018

Recuerdos de la presentación de Barabaiki,

Colores desde Azania

#Barabaiki #inauguración

Recent Posts